Pasión por la fiesta nacional. Una de las aficiones de Javier es la tauromaquia. La mayoría de fotografías que aquí se nos muestran son obra de su padre, Alberto Faricle, reconocido fotógrafo que se ha dedicado a captar, entre otros motivos, el mundo taurino.